21 jul 2014
Cartel XX Festival Ibérico de Cine

Foto de Familia

El traslado del certamen a la terraza del Teatro López de Ayala supone un éxito de público y propicia un apreciable incremento en la media de espectadores por sesión.

En torno a 1.500 personas asistieron a las distintas proyecciones programadas por el Festival Ibérico de Cine, cuya vigésima edición finalizó el pasado sábado con la entrega de premios a los mejores cortometrajes. Esta cifra supone una media cercana a los 400 espectadores por sesión, registro que conlleva un incremento significativo respecto a los años anteriores. Este hecho confirma que el cambio de fechas registrado por el festival y la organización de sesiones nocturnas al aire libre, celebradas en la terraza del Teatro López de Ayala, ha propiciado un mayor interés por parte del público.

El Festival Ibérico de Cine concluyó con la entrega de su primer premio al cortometraje ‘Sequence’, de Carles Torrens, una obra que relata la historia de un joven que comienza una nueva jornada sin saber que durante la noche anterior ha protagonizado una terrible pesadilla que han soñado todos los habitantes de su ciudad. A pesar de que el premio contaba con una dotación económica de 5.000 euros, al no haber acudido el director del cortometraje a recibirlo, tal y como exigen las bases del concurso, esa cantidad se destinará a la obra ganadora en la próxima edición del festival. Los distintos galardones a los mejores cortometrajes fueron entregados en la ceremonia de clausura del certamen, que fue presentada por la actriz Kiti Mánver y finalizó con la actuación musical de la pacense Susan Santos.

El Festival Ibérico de Cine de Badajoz, organizado por Tragaluz, ha contado con la colaboración del Gobierno de Extremadura, a través de la Consejería de Educación y Cultura, Filmoteca de Extremadura, Diputación de Badajoz, Consorcio Teatro López de Ayala, Delta Cafés y el CEXECI.