El Café Dadá (Pza. de la Soledad) acoge una de las actividades complementarias del 18 Festival Ibérico de Cinema de Badajoz. Este jueves 17, tras la primera sesión de cortometrajes, se proyectará La envida de Moloch, un minifilm dirigido por Julián Cuéllar, rodado en los años ’70 en las calles de Badajoz y protagonizado por un jovencísimo Carlos Tristancho, que ha confirmado su asistencia al evento.