El FIC siempre ha tenido una especial atención hacia los oficios del cine. Siempre hemos preferido homenajear el trabajo de técnicos y productores, de actores y actrices de largo recorrido, imprescindibles secundarios de nuestro cine, antes que el “glamour” artificial de las estrellas fugaces del momento.

En ese sentido, el maestro de los efectos especiales Reyes Abades ya recibió el premio Onofre honorífico de este Festival en su momento, pero faltaba algo muy importante para que la tarea de este extremeño, trabajador infatigable en el cine internacional, tuviera un reconocimiento apropiado: que su carrera profesional y sus vivencias quedaran reflejadas en un libro.

La colección “Festival Ibérico de Cine” del Departamento de Publicaciones de Diputación de Badajoz sigue en su línea de ofrecer una serie de estudios inéditos relacionados con personajes del cine extremeño, como se hizo con José Gutiérrez Maesso, Alfredo Hurtado “Pitusín” o Luis Cuenca. Esta tendencia historiográfica, junto con la dedicada a monografías relativas a la música en el cine y otros aspectos interdisciplinares, han hecho que esta colección de cuidada edición sea considerada y respetada en el panorama editorial de nuestro país.

Para la realización de este libro hemos contado con un viejo amigo de la Universidad de Barcelona, con raíces familiares en nuestra tierra, Josep Lluís i Falcó, “historiador del cine y de su música”, como gusta de incluir en su tarjeta de presentación. Josep, además de especialista en música de cine español, conoce bien por su labor pedagógica el mundo de los efectos especiales y a través de largas conversaciones con Reyes Abades y un amplio trabajo de documentación para abarcar su extensísima filmografía, nos ofrece un recorrido por los recuerdos personales de nuestro protagonista, por los momentos más significativos de su carrera y por algunas de las innovaciones técnicas que ha aportado a la historia del cine aunque, como se ha dicho en más de una ocasión, la magia del efecto especial no debe desvelar totalmente su truco, como los buenos prestidigitadores.

A través de las páginas de “Rompiendo moldes” nos aproximamos a esa magia en la que explosiones, disparos, fuego y nieve contribuyen a crear el efecto de ilusión y de empatía imprescindible en las películas. El recorrido por algunos de los títulos internacionales más importantes de los últimos treinta años nos hace ver la importancia del trabajo artesanal de Reyes Abades en un mundo audiovisual cada vez más invadido por los efectos digitales, territorio en el que nuestro protagonista tampoco está al margen. “Rompiendo moldes”, no es sólo una biografía inacabada de Reyes Abades, ya que aún le quedan muchos moldes por romper, sino la aproximación histórica y técnica a un extremeño que ha sabido convertirse en un referente fundamental en el mundo de la producción cinematográfica sin olvidar sus raíces.

Alejandro Pachón Ramírez Director del Festival Ibérico de Cine.